Apoye el Safe Communities Act

Apoye el Safe Communities Act

H.3573 (Balser & Miranda) y S.1401 (Eldridge)

Hace dos años, lanzamos un movimiento de inmigrantes, defensores de derechos civiles, proveedores de servicios, líderes religiosos y aliados determinados a que en Massachusetts, nadie tenga que vivir en temor, y que se respeten los derechos civiles de todos. Cultivamos un nivel de apoyo sin precedentes en la Legislatura y a través del estado. Pasamos políticas pro-inmigrantes en docenas de comunidades. Ahora hay que completar nuestra labor. Se ha introducido una nueva versión del Safe Communities Act –más simple pero con las mismas disposiciones para restaurar confianza comunitaria en la policía, dejando claro que no se involucren en asuntos de inmigración, y proteger el debido proceso legal para todos:

1. No más preguntas sobre el status migratorio: Prohíbe que los oficiales de la ley y de la corte hagan preguntas sobre el status migratorio, a menos que la ley lo exija. La Policía del Estado tiene una política similar. Muchos inmigrantes temen si llaman a 911 o hablan con la policía, los separarán de su familia, especialmente de sus hijos; esto los deja vulnerables a la violencia doméstica, el robo de salarios y otros abusos. Queremos dejar claro que en Massachusetts, la policía nos protege a todos.

2. Protege el debido proceso legal: Antes de que Inmigración y Control de Aduanas (ICE) pueda hablar con alguien bajo custodia local, la policía tendrá que obtener el consentimiento del individuo afectado, usando un formulario que explique su derecho a rehusarse o a tener un abogado presente. Sin estas protecciones, es común que las personas hagan declaraciones o firmen documentos que les perjudican. Como en el contexto civil, no se requieren estas advertencias, muchas veces los inmigrantes no saben que tienen esos derechos.

3. Limita las notificaciones a ICE: Impide que la policía y los funcionarios judiciales y de las cárceles notifiquen a ICE que alguien está a punto de ser liberado. A veces, los oficiales llaman a ICE para tratar de evitar que un inmigrante salga en libertad cuando ya no pueden retenerlo, aunque un ciudadano saldría libre. Aún podrían notificar a ICE si una persona está cumpliendo su sentencia penal.

4. No más acuerdos 287 (g): Cancela los contratos con ICE que permiten que oficiales de la ley actúen como agentes de inmigración, a expensas del estado. Estos contratos son una forma extrema de involucramiento con ICE, y cuando evitan que las personas acudan a los tribunales, les niegan el debido proceso legal. Massachusetts es el único estado en Nueva Inglaterra con acuerdos 287(g), con cuatro: en los condados de Bristol, Barnstable y Plymouth, y en el Departamento de Correcciones.

5. Proporciona importante capacitación y responsabilidad: Requiere que las agencias afectadas entrenen a su personal sobre esta ley, y permite que se presenten quejas ante la agencia relevante o la Fiscalía General si se alega que haya habido una violación. Estas disposiciones ayudarían a garantizar la transparencia y abordar los problemas a medida que surjan.

Es hora de que Massachusetts envíe un mensaje claro de que en nuestro estado, la policía nos protege a todos, y todos disfrutan de derechos civiles.

¿Tiene preguntas? Contacte a Laura Rótolo, lrotolo@aclum.org o 617.482.3170 ext. 311.